Archivo de la categoría: Cámaras

Drones, la nueva forma de tomar planos aéreos

Está claro que los drones han llegado para quedarse y cada vez son más los sectores en los que se utilizan, y por supuesto el audiovisual, los drones con vídeo. Además, una profesión con mucha proyección ahora mismo es piloto de drones.

En el sector audiovisual son muy útiles para las tomas aéreas. No solo son más baratos que recurrir a un helicóptero, como tradicionalmente se hacía para los planos aéreos, sino que además, se consiguen movimientos que un helicóptero no puede dar, por su maniobrabilidad, y se pueden meter por lugares por los que los helicópteros no caben debido a su tamaño.

El jaleo de las resoluciones

La resolución de la imagen es algo importante a la hora de configurar nuestro equipo para grabar. Como hemos visto en otros posts, hoy en día casi cualquier dispositivo permite grabar en altas resoluciones como Full HD o 2K. Incluso algunos smartphones y tablets lo permiten.

Equipo con distinta resolución de imagen
Cámaras y accesorios

Pero claro, luego está el tema de la capacidad de almacenamiento. Los dispositivos tienen un máximo de resolución, pero también se pueden configurar para grabar a resoluciones más bajas. A mayor resolución, más espacio nos ocuparán los archivos generados. Y a menor resolución, obviamente, menos espacio ocuparán y por tanto más duración de vídeo podremos almacenar en nuestra tarjeta de memoria.

Hay quien piensa en grabar siempre al máximo de resolución, porque de bajar siempre se está a tiempo. Es una forma de verlo, pero también es verdad que si por ejemplo, grabas clips muy largos y luego solo los quieres usar para compartir en móviles, resulta más farragoso trabajar con archivos pesados.

Hay también quien piensa en grabar siempre al mínimo, para tener más espacio de almacén y porque solo lo va a usar en redes. ¿Y si un día un clip lo quieres usar en otro proyecto en el que necesitas más resolución?

Por todo esto, es importante configurar nuestro equipo con la resolución de imagen más adecuada en cada caso. Cuando hay posibilidad de que salgan cosas que se puedan usar en distintos proyectos, mejor usar la máxima resolución para tener esa flexibilidad de poder trabajar con esa imagen en distintos tipos de vídeo. Si hay algo que tienes muy claro que no va a ir más allá de compartirse en redes y quieres algo fácil de cargar y manejar, pues no es necesario ir a la máxima resolución.

Teleobjetivo, para acercar lo que está lejos

Nombraba en el anterior post, dedicado al pancake, al teleobjetivo como un objetivo interesante para grabar aves en la naturaleza cuando vamos, por ejemplo, de senderismo. En el vídeo de presentación de esta web podéis ver planos de lobo ibérico y búho real que han sido tomados con un teleobjetivo.

Los teleobjetivos son objetivos de distancia focal mayor a la de un objetivo normal. Tienen una focal fija y una variable. En comparación con un zoom, la imagen resultante puede ser similar. Sin embargo, el teleobjetivo, al tener la fija más larga, suele dar mayor luminosidad a la imagen.

Teleobjetivo
Teleobjetivo para Canon EOS-M

Suelen ser muy útiles para grabar secuencias con mucho movimiento en las que haya que seguir al personaje en cuestión por un amplio espacio. Si debemos ponernos más o menos lejos para dejar el espacio necesario para realizar la acción, el teleobjetivo nos permite coger planos cerrados del personaje estando alejados de él. Por tanto, así como el pancake era ideal para lugares espacios reducidos, el teleobjetivo lo es para espacios abiertos y amplios.

La variedad de modelos, marcas y precios es enorme. Dentro de una misma marca encontramos un abanico de precios muy amplia, así que hay para todos los gustos y todos los bolsillos.

Objetivo «pancake»

Un objetivo fotográfico pancake es un tipo de objetivo de focal fija y reducido tamaño. Tiene ciertas ventajas muy interesantes:

  1. Es cómodo de transportar por ser pequeño y ligero.
  2. Ideal para grabar en espacios reducidos, como por ejemplo, el interior de un coche o de un ascensor.
  3. Al ser ligero, también hace que la cámara lo sea, y por tanto, más cómoda de manejar, especialmente si grabamos cámara en mano.

Para grabar en la naturaleza, el objetivo fotográfico pancake tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Si se va de senderismo, lógicamente es muy cómodo porque llevas la cámara colgada al cuello y cuanto más ligera, mejor. Pero si por ejemplo, te quieres parar a grabar aves que vuelan a cierta altura, sería conveniente tener un teleobjetivo. También es cierto, que si llevas una mochila, puedes llevar el teleobjetivo en la misma, cambiarlo cuando sea necesario, y la mayor parte de excursión caminando, llevar el pancake puesto en la cámara, ya que el teleobjetivo la puede hacer más pesada para ir andando con ella en mano.

En inglés, pancake son tortitas, y se conoce así a este tipo de objetivo precisamente por su forma, por ser más delgado de lo habitual.

Videocámaras para «vlogging»

Un vlog es como un blog pero con vídeo, en vez de escrito. Quienes lo practican son vloggers y lo que hacen es vlogging. Como es una práctica muy en auge, ya el mercado recomienda determinadas videocámaras que son idóneas para ello. Videocámaras para vlog.

Algunas cuestiones a tener en cuenta al elegir una cámara para vlogging son:

  • Precio asequible.
  • Fácil de manejar uno mismo sin necesidad de operador.
  • Posibilidad de grabarse a uno mismo, es decir que la pantalla de visor se pueda poner en modo selfi.
  • Las mayores prestaciones posibles a nivel de óptica, enfoque, resolución de imagen, dentro de los puntos anteriores.
  • Tipo de vídeos que hagamos para nuestro vlog.

En definitiva, si queremos una videocámara para nuestro vlog, es recomendable elegir algo fácil de manejar, que nos permita grabarnos cómodamente cuando no tenemos a nadie más que maneje la cámara. Incluso algunos smartphones también pueden ser idóneos para esto.

Dependiendo del tipo de vlog que hagamos, también cabe la posibilidad de usar una webcam. Si nuestros vídeos tratan de nosotros mismos hablando a cámara sobre distintos temas, con una cámara web sería suficiente. No obstante, siempre es bueno grabar algo más, aunque después tengamos también una parte de monólogo frente al monitor. Por eso, es bueno tener alguna cámara que fácilmente podamos usar en cualquier momento para grabar algo que nos llame la atención y nos pueda servir para nuestro vídeo.

Como se puede ver por lo expuesto anteriormente, la variedad de videocámaras para vlog es muy amplia. No obstante, espero que estos tips dados en este post, puedan servir de orientación o ayuda.

Tablets, también para rodar

Si hablábamos anteriormente del rodaje con smartphones, lógicamente, con las tablets también es posible. Además, al tener la pantalla más grande, es más cómodo para encuadrar el plano. También sirven las tablets para rodar.

En realidad, son como un smartphone, pero más grandes en superficie, pero igual de planas, y por lo tanto, ideales para rodar en espacios pequeños como un ascensor, un armario, una habitación pequeña o un lugar demasiado lleno de muebles y de cosas donde es complicado encontrar un hueco para colocar la cámara. Incluso en exteriores podemos encontrarnos con lugares donde queremos poner la cámara, pero es complicado con una cámara normal.

Al ser como un ordenador y tener un tamaño más adecuado para trabajar que un smartphone, ofrece la posibilidad de grabar y editar el vídeo en el mismo dispositivo. Esto para determinado tipo de vídeos, es muy práctico. Lógicamente, para vídeo cortos para vlogging, YouTube y demás. Si la usamos como una cámara más en un rodaje con más dispositivos, seguramente estará previsto un volcado de todo el material en un ordenador para la edición. Sin embargo, lo que se haya rodado con la tablet, quizá se pueda en el el propio dispositivo, hacer una preselección o una edición previa de los planos grabados.

Por tanto, ¿sirven las tablets para rodar? Sí, e incluso también para editar.

Smartphones, ¿o deberíamos decir «smartcameras»?

Los mejores móviles con cámara, o sea, de gama alta, considero que deben ser tenidos en cuenta. La película Tangerine se estrenó en 2015 en el Festival de Cine de Sundance, y tenía la peculiaridad de haberse rodado con tres iPhone 5S. Estamos hablando de que han pasado ya siete años desde entonces y ya sabemos lo rápido que evoluciona la tecnología en general, y especialmente la de telefonía móvil en particular.

Los smartphones están dando unas prestaciones tan espectaculares en tema audiovisual, que se han convertido ya en otro tipo de cámara a tener en cuenta a la hora de realizar una pieza audiovisual, incluso profesionalmente.

Ahora los móviles pueden grabar vídeo de alta resolución, algunos incluso 4K, y tienen varias lentes distintas para dar mayor versatilidad a la cámara. Además, como ya vimos en otros posts, como el de los accesorios para cine de guerrilla, hay en el mercado adaptadores para usar trípodes y soportes con los teléfonos móviles. Por lo tanto, los mejores móviles con cámara se han convertido ya en un tipo de dispositivo más a tener en cuenta para la producción de vídeo, al igual que las cámaras fotográficas o las videocámaras.

Grabar vídeo con smartphone
Grabando con un smartphone

Un ejemplo propio de grabación con smartphone

El 9 de enero de 2021, como muchos recordarán, llegó el temporal de nieve Filomena. Tenía que salir a unos recados, y claro, no iba a ir cargando con cámara y demás, así que grabé lo que pude con mi smartphone y el resultado se puede ver AQUÍ.

Cámaras bridge, puente

Este post va dedicado a las cámaras bridge. Ya las hemos visto en posts anteriores comparándola con otros tipos de cámaras. Por eso, ahora es interesante profundizar un poco en este tipo de dispositivo.

Bridge en inglés significa puente, y de eso van este tipo de cámaras. Las cámaras bridge son un formato intermedio entre las compactas y las EVIL.

Supongamos que a alguien le gusta sacar fotos de todos los sitios a los que va o de todas las reuniones familiares, en fin, que le gusta registrar varios momentos de su vida en imágenes, pero con el tiempo, y queriendo mejorar, las típicas cámaras compactas se le quedan cortas. Tiene apetito de hacer mejores fotos, pero no quiere complicarse la vida aprendiendo a manejar cámaras tipo réflex o EVIL. Le gusta que todo sea automático, pero quiere algunas prestaciones más que las que ofrecen normalmente las cámaras compactas. Es decir, que quiere seguir siendo aficionado sin meterse en demasiados jardines, pero quiere ir un paso más allá, ser un aficionado más avanzado. Pues aquí está la solución, las cámaras bridge.

Capturadoras de vídeo, varias utilidades

¿Qué es una capturadora de vídeo? Cuando grabamos con nuestra cámara y queremos volcarlo al ordenador, el propio editor de vídeo nos permite importar esas imágenes. El propio software codifica la señal de vídeo para su edición.

Sin embargo, ahora se pueden hacer otras tareas que no sean editar vídeo, especialmente la emisión de streaming en directo: conferencias, formación online, eventos, etc. Para esto o para cualquier otra cosa para la que necesites pasar imágenes de la cámara de vídeo al ordenador o a la consola de videojuegos, tenemos las capturadoras de vídeo.

Las cámaras web, ya vimos que sirven para streaming en otro post, conectadas directamente al ordenador, pero si queremos o necesitamos usar una cámara normal para hacer la emisión en directo, necesitaremos una capturadora de vídeo. No es un producto caro, pero el mercado ofrece una amplia variedad de capturadoras. Es cuestión de ver la que cumple con los requisitos de nuestros dispositivos, tanto de la cámara como del ordenador, para escoger la que más nos convenga.

Cámaras con o sin espejo

Cámara evil mirrorless sin espejo
Cámara EVIL

Ya hemos hablado de las diferencias entre las cámaras de fotos y las videocámaras para grabar vídeo. Veamos ahora los distintos tipos de cámaras de fotos, con o sin espejo, con las que podemos grabar clips de 29 minutos. Es una descripción a grandes rasgos. Por supuesto, nos podemos encontrar algún modelo dentro de un tipo que se asemeje a las características del siguiente segmento, pero en general, se podrían definir de la siguiente manera:

  1. Compactas: son las más baratas. No tienen espejo (mirrorless). Óptica fija, no se puede intercambiar objetivos. Enfoque automático. Ajustes automáticos en general. Público aficionado.
  2. Bridge: son un poco más caras. Son compactas avanzadas. Público aficionado avanzado.
  3. EVIL: son más caras. Son mirrorless. Tienen ópticas intercambiables. Suelen tener objetivos propios, pero con adaptadores, se pueden usar otros objetivos de las réflex. Enfoque manual. Algunos ajustes manuales. Público semiprofesional o profesional.
  4. Réflex: suelen ser las más caras, pero depende de los distintos modelos. Tienen espejo. Tienen objetivos intercambiables. Todos los ajustes pueden ser manuales. Público profesional.

Con o sin espejo, he ahí la cuestión. Está claro que con espejo, las réflex, son las más completas, pero no todo el mundo necesita tantas prestaciones. Por eso es siempre conveniente pensar en lo que a uno más le conviene, para qué queremos la cámara y cuál es la que nos va a resultar más fácil de manejar.